Mi edad

En agradecimiento a todas aquellas personas que me felicitaron por mi cumpleaños hace dos días, y en contra de mi propio criterio, publico este poema inédito mío, aquí.

Mi edad

Tengo sesenta y dos cumplidos.
A ti no te dirá nada, seguro,
pero yo, no obstante, sigo escuchándola
por encima del crujir de los huesos,
que alguno ya me suena,
y de las grabaciones antiguas,
la caja de lápices de colores
y el árbol en el aire puberal.
Sesenta y dos recién contados,
con los que tú ni coges ni te quitan,
a lo mejor la tuya sin ninguna,
mas mi guitarra de una sola cuerda,
que sobrevive aún,
canta distinta en el claro,
ahora
con sesenta y dos,
que entre ramitas frágiles,
con ímpetu, por contra,
antes
con veintiséis.

En resumidas cuentas, yo no sé
a dónde fue a parar mi vida,
más allá de un abrir de ojos
para ver interiores.
Lo que, no sabría cómo, creí
es el hilvanar
que amarra a todas las fieras
ahogantes del tierno, don breve
del latido.

Inédito Todos los derechos reservados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s