A la memoria de Guadalupe Grande

Dejo aqui un poema de Poemas para llenar el estadio, ese libro que apareció a principios del pasado año, sin gran fortuna, sin ningún cariño que lo alzase, pero que vive, a pesar, y otro inédito, en memoria de Guadalupe Grande, una de las nuestras, que acaba de morir.

Cuando estuvo tocada

Vino con boina negra, apareció así, sola,
como se fue y no estaba, cuando, al final,
se encendieron las luces donde entró la poesía,
con una boina puesta y se sentó,
mientras yo recitaba, a oscuras, en su busca.

Todos los derechos reservados
Inédito

Uno de los nuestros

Uno de los nuestros ha fallecido.

Aquel
a quien no podré sepultar
cerca de biblioteca alguna,
ni en la grande de la avenida
ni en la humilde del barrio,
ambas hubieran sido de su gusto,
para tenerlo cerca cuando nos diéramos a leer,
ya no es quien habla, sino yo
el que recita el eco postrimero
de su palabra
que en el muy odiado cajón de las letras,
está sumido,
que en el muy amado cajón de las letras,
está dormida.

Uno de nosotros ha muerto,
y aproveché
para leer sus poemas
de un libro tan querido
como entre miles enterrado.

De Poemas para llenar el estadio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s