Sobre el origen del odio, la injusticia y la desigualdad

Siempre tenemos a mano una causa digna y lejana, un texto, una sentencia, frase o pensamiento brillante que arrojar al prójimo, pero nos es imposible pronunciar una palabra o articular un silencio de amor hacia el vecino.

Aquiles García Brito, Las Palmas de Gran Canaria, a 21/agosto/2013

1307065387800.logo2-72.default Reservados todos los derechos.

Anuncios